ROCHAS

Reflejo del chic parisino, Mademoiselle Rochas posee un delicioso "Je ne sais quoi" irresistible que embriaga con su estela floral afrutada.


Una fragancia alegre y deliciosa, femenina y espontánea.


La salida es audaz, creada en torno a una manzana caramelizada absolutamente deliciosa y destellos de grosella, con la hoja de hiedra que refresca ese resplandor apetitoso.


En el corazón se arremolinan un jazmín suntuoso, rosas eternas y adorables violetas vigorizantes.


El fondo es voluptuoso, envuelto en notas adictivas de sándalo, ámbar gris y almizcle chantilly.

LAS NOTAS

LAS NOTAS